Guión: El Hada del Arco Iris

Para que tengáis una idea del teatro El Hada del Arco Iris, aquí tenéis el guión que los hemos construído entre tod@s:

EL HADA DEL ARCO IRIS

TEATRO

* PERSONAJES:

Narradora: Noemí.
Flora: Adriana.
Arco Iris: Irene.
Rasputín: Suleima.
Margarita: Paula.
Panchón: Rafa Martínez.
Gallarda: Estrella.

* HISTORIA:

P1020180

Narrador/a: Había una vez, en un país lleno de plantas verdes y flores con hermosos colores, vivía un hada llamada Flora. Era muy traviesa, juguetona, algo desobediente y siempre iba a todos los lugares con su varita mágica y con su vestido estampado con los colorines del arco iris. Un día, en el que había estado lloviendo y se había lucido un precioso sol, estaba Flora buscando su mejor amiga para jugar: Arco Iris.

Flora: ¡Oh! ¡Pero cuántos niños y niñas hay aquí! ¡Holaaa! ¿Cómo estáis? Mi nombre es Flora, y soy el Hada del arco iris ¿Sabéis lo que es, no? Es un arco que aparece en el cielo cuando está lloviendo y hace sol. ¿Sabéis de qué colores son? Pues son del rojo, naranja, amarillo, verde, azul y morado. Lo estoy buscando para jugar con él. ¿Lo habéis visto por aquí?

(Aparece por detrás Arco Iris)

Arco Iris: ¡Flora! ¡Flora! ¡Estoy aquí! Te he estado buscando.

Flora: Yo también te he estado buscando. ¿Te apetece venir a comerte un helado?

Arco Iris: Pero primero vamos a jugar para que no te manches.

Flora: Vale.

(Aparece música y los dos comienzan a jugar y a cantar)

Narrador/a: Y Arco Iris y Flora comenzaron a jugar. Tanto y tanto jugaron que Flora, sin darse cuenta, cayó a un charco de agua. Y al empaparse entera, se puso muy triste, ya que su mamá le iba a regañar. Pero de pronto…

Flora: ¡Toma ya! ¡Arco Iris! ¡Mira! ¡El agua está cambiando de colores! Rojo, amarillo, naranja, verde… ¡Pero si son tu colores! ¡Qué bonita que ha quedado! Jooo, pero así de mojada como me he puesto no puedo ir a comprarme helados.

Arco Iris: Tienes razón. Espera… ¡Tengo una idea! ¿Y si fabricamos helados con esta agua? Podríamos hacer helados, yogures, batidos…

Flora: ¡Pero si todo eso se hace con leche!

Arco Iris: Entonces lo que tenemos que hacer es que un animal que de leche se beba todo esa agua y así la leche tendrá muchos sabores: de fresa, de limón, de naranja, de mora,… Y con esa leche podremos hacer muchos yogures, batidos y helados.

Flora: ¡Qué buena idea! Ahora sólo tenemos que buscar a un animal que quiera ayudarnos.

Narrador/a: Y el hada y el arco iris se pusieron muy contentas sólo de pensar de todos los yogures, helados y batidos que podían comer a partir de entonces. Y por allí pasaba Rasputín, el pájaro más sabio de todo el pueblo.

Flora: ¡Hola Rasputín!

Rasputín: ¡Hola Flora! ¡Hola Arco Iris! ¿Cómo estáis?

Flora: Estamos muy bien, gracias. Te queríamos preguntar si nos podrías ayudar a hacer helados.

Rasputín: Sí, pero sólo si adivináis esta adivinanza:

¿Cuál es el pájaro
que nunca anida,
y poniendo en nido ajeno
otro pájaro lo cría?

Flora: A ver a ver… un pájaro que no hace su nido y que pone los huevos en nidos de otros pájaros… y que además lo cría el otro pájaro… Ya lo sé: ¡el cuco!

Rasputín: Muy bien. Es el cuco. Y como habéis adivinado mi adivinanza, os quiero ayudar. ¿Qué puedo hacer por vosotros?

Arco Iris: Necesitamos que te bebas toda esta agua y después, con tu leche, haremos batidos, y yogures y helados.

Rasputín: Ay, ay, … Amigas mías. Me gustaría mucho ayudaros, pero yo no puedo dar leche. Lo que yo hago es poner huevos y empollarlos. Además, mi cuerpo es muy pequeñito y no me puedo beber toda esa agua. Lo siento, pero tendréis que buscaros otro animalito para que os ayude. ¡Hasta luego!

Narrador/a: Flora y Arco Iris se pusieron algo tristes, ya que su plan no había dado resultado. De pronto vieron pasar por allí a Margarita, la conejita más coqueta y presumida de todo el pueblo. Y al hada y a Arco Iris se le ocurrieron que como Margarita tenía el cuerpo más grande que Rasputín, tal vez podría beberse todo el agua y hacer helados con la leche que diese.

P1020210
Flora: ¡Hola Margarita!

Margarita: ¡Hola! ¿Qué estáis haciendo aquí?

Flora: Pues mira Margarita. Como eres tú tan guapa y tan lista, nos preguntábamos si podrías ayudarnos a hacer helados, yogures y batidos.

Margarita (retocándose su peinado): ¡Oh, por favor! ¡Cómo no voy a ayudaros, con lo buenas que sois! Pero antes tenéis que adivinar esta adivinanza:

Amarilla en el centro,
blanca por fuera,
si fuera huevo,
estaría en la nevera,
pero como no lo soy,
aparezco en primavera.

Arco Iris: A ver, a ver… amarilla en el centro y blanca por fuera, y aparece en primavera… ¡Lo tengo! ¡La respuesta correcta es la margarita!

Margarita: ¡Sí! La margarita es una flor preciosa, como yo. Ya que habéis acertado mi adivinanza, os ayudaré. ¿Qué puedo hacer por vosotras?

Arco Iris: Señorita Margarita, si no fuera mucho trabajo para ti, queríamos hacer helados, yogures y batidos a partir de la leche que des y, para que tengan muchos sabores, tendrás que beberte toda esta agua de muchos colores.

Margarita (tapándose las tetitas indignada): ¡Pero qué decís! ¡Qué bárbaro! ¡La única leche que puedo dar yo son para alimentar a mis conejitos preciosos!. ¡Y no penséis que me voy a beber todos esos litros y litros de agua! ¡Para qué engorde y pierda mi tipito! ¡Qué vergüenza! ¡Me voy a peinarme los bigotes! ¡Adiós!

Narrador/a: Y Margarita se enfadó tanto, que se fue brincando y brincando. Arco Iris y Flora ya no sabían qué hacer. Necesitaban a un animal grande y que fuese pacífico, para que no se molestase cuando le pidiesen el favor. Entonces pasó por allí el caballo Panchón, que era el animal más dormilón y tranquilo que había en el pueblo. Y Arco Iris y Flora decidieron acudir a él para pedirle el favor.

Arco Iris: ¡Hola Panchón!

Panchón (bostezando): ¡Hooola chicas!

Arco Iris: ¿Nos ayudas a hacer batidos, helados y yogures?

Panchón: Pues la verdad es que estoy bastante cansado… Pero… ¿después podré comer yo de esos helados?

Arco Iris: !Claro que sí¡

Panchón: Entonces vale, pero sólo si adivináis esta adivinanza:

Qué es,
que siempre se consulta al dormir,
pero nunca suele contestar

Flora: ¡Yo lo sé! ¡Yo lo sé! ¡La almohada¡ ¡Es la almohada!

Panchón: Muy bien. Es la dulce y blanda almohada que siempre hecho de menos. Bueno… ¿en qué queréis que os ayude?

Arco Iris: Necesitamos que tú, como eres grande, que te bebas toda esa agua y, con la leche que des, podremos hacer batidos, yogures y muchos helados.

Panchón: Pero niñas mías, yo no puedo hacer eso.

Arco Iris y Flora: ¿No? ¿Por qué no?

Panchón: Porque yo me puedo beber toda esa agua que tenéis ahí, pero yo no os puedo dar ni una gota de leche. Eso lo hacen las vacas, no los caballos. Yo sólo como y duermo. Lo siento chicas (y se aleja bostezando).

Arco iris: ¡Es verdad! Las vacas son las que pueden dar leche! ¡Y además, es lo suficiente grande como para poder beberse toda el agua! ¡Haz aparecer tu vaca, Flora!

Flora (sacándose la varita desde el bolsillo): ¡Hada cadabra, pata de cabra, que aparezca Gallarda!.

(Aparece Gallarda)

<P1020196

Gallarda (sorprendida): ¡Uy! ¡Pero dónde estoy! ¡Si estaba yo a punto de salir de compras y a arreglarme las pezuñas! (se mira las pezuñas) ¡Rayos y truenos! ¡Tenías que ser tú, Flora. ¿Dónde me has traído?

Flora: Tranquilízate, Gallarda. Lo que queremos Arco Iris y yo es que te bebas esta agua multicolor para que podamos hacer yogures, batidos y helados de mucho sabores.

Gallarda: Uy uy uy … No sé lo que voy a hacer, porque quería mantener este tipito que el veranito llega pronto. Acepto con dos condiciones: la primera es que tenéis que adivinar la siguiente adivinanza:

Blanca es,
Dulce también,
Alimento a bebés,
Y a ancianos también,
Es buena para los huesos
Se utiliza para hacer quesos

Flora: Ya lo sé, es la leche.

Gallarda: Muy bien. La leche alimenta, y también se puede hacer muchos alimentos con ella. Es muy importante y sano beber todos los días. Y por eso os voy a ayudar y me voy a beber toda el agua.

Arco Iris: ¿Pero cuál es la segunda condición?

Gallarda: Que bebáis mucha leche.

Arco Iris: Eso está hecho.

Narrador/a: Y Gallarda bebió y bebió hasta que toda el agua se zampó. Y Flora y Arco iris pudieron hacer muchos yogures, batidos y helados de muchísimos sabores. Y todos los animalitos del pueblo pudieron alimentarse de la leche de Gallarda.

P1020207

Y colorín y colorado este cuento se ha acabado

CANCIÓN

ESTRIBILLO:
EL HADA, DEL ARCO IRIS HADA,
DEL ARCO IRIS HADA, DEL ARCO IRIS HADA… (bis)

EL HADA SE CAYÓ EN UN CHARCO, ¡SCHOOP!
EL AGUA CAMBIA DE COLORES, ¡TOMA YAA!
LA VACA SE HA BEBIDO EL AGUA, ¡UGHHHHH!
LECHE TENDRÁN DE MIL SABORES. ¡SIII!

ESTRIBILLO:
EL HADA, DEL ARCO IRIS HADA,
DEL ARCO IRIS HADA, DEL ARCO IRIS HADA… (bis)

CON ESA LECHE HARÁN HELADOS, ¡IUGH!
YOGURES Y MUCHOS BATIDOS, ¡GLU, GLU, GLU!
Y QUE CONTENTA ESTÁ GALLARDA, ¡ANDAAA!
¡QUÉ BUEN NEGOCIO QUE HAN TENIDO!. ¡SIII!

(Juan Rafael Muñoz)

P1020214

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: